Mientras el paisaje mesetario bañado por el ocre de la puesta de sol transcurre presto a través de la ventana del AVE no puedo dejar de pensar en los tres increíbles días transcurridos en Madrid.

He tenido el privilegio de asistir a la 1ª Convención Internacional del Foro de Fotógrafos junto a cientos de compañeros de oficio y recibir mucho. Muchísimo.

Y no me refiero sólo a las clases magistrales de los considerados actualmente dos de los mejores fotógrafos de bodas del mundo como Jerry Ghionis o Fer Juaristi.

Tampoco recuerdo únicamente los sabios consejos de posado, marketing o fotografía compartidos por otros maestros en sus respectivas especializaciones como Robert Lino, Rodolfo Arpia o Enrique Oliver.

Capítulo aparte merece el honor de asistir al exclusivo taller del que para mi es uno de los genios del fotoperiodismo de bodas : Sergio Photographer. Como muestra diré que de los  más de 250 asistentes a la Convención solo 9 tuvimos el privilegio de aprender de primera mano tanto sus técnicas de iluminación como su metodología de trabajo excediendo en más de 4 horas el tiempo asignado para el taller.  Sólo por éste Workshop ya ha valido la pena el viaje, tiempo y dinero ( mejor dicho inversión ) de este encuentro. La pasión, entrega, criterio técnico y sobretodo valor humano de este hombretón llamado Sergio me marcará por mucho tiempo. Cuando vi hace meses el anuncio de la Convención con su nombre no me lo pensé dos veces e inmediatamente reservé dicho taller sin saber siquiera su petición de limitarlo a tan pocos asistentes. Pocas veces me he alegrado tanto de mi instinto a menudo impulsivo.

Abundante y sabia instrucción he recibido y lo mejor que puedo hacer es dar muchísimo de vuelta principalmente al último destinatario que mas importa : los clientes. Y así lo haremos Esther y yo, en cuerpo y alma, y de buen seguro que lo notaréis.

Pero cuando digo que he recibido tanto no me refiero solamente a todo lo mencionado, que tiene un valor enorme. Me refiero en especial al calor humano de una comunidad que conformamos varios profesionales de la fotografía social del mundo entero. Nos une una misma pasión que no entiende de tiempos ni esfuerzos. Una comunidad que a nivel nacional está dispuesta a revolucionar la fotografía de bodas en España.

¡Prepárense, señores, por que lo vamos a conseguir! ¡ Vaya si lo vamos a conseguir ! ¡Que nadie lo dude!.

Eso si : todos unidos.

Sin recelos ni envidias. Sin prejuicios ni maquinaciones cainitas.

Lo conseguiremos sólo con mucha humildad.

Sólo somos fotógrafos de bodas. Por mucho que hayamos logrado en nuestro oficio artístico nada, absolutamente nada nos hace más especiales que nuestros clientes. Ellos son fontaneros, cirujanos, taxistas o abogados, y nosotros fotógrafos. Ellos hacen otras cosas y nosotros fotos. Nada más. Todos nos necesitamos en este mundo entrelazado.

Tampoco nada nos hace más especiales entre nosotros los compañeros de profesión. Ni premios o reconocimientos. Ni carismas arrebatadores o genialidades estilísticas.

Nunca olvidemos que el mero hecho de hacer cosas en nuestro oficio por muy interesantes que sean no nos hace mejores personas en la carrera común que es la vida.

Repito : Todos juntos vamos a revolucionar la Fotografía de Bodas en España.

Mejor dicho : ya lo estamos haciendo.

SHARE
COMMENTS

Benditas palabras. Aquí tienes cuatro manos más (Esther y un servidor, que formamos Paraísos Artificiales) para tirar de la cuerda. ¡¡A por todas!!

Me ha impactado tu escrito, me ha gustado mucho. Todos a una, de corazón, y como dices, sin celos ni envidias.
Cada uno no da mas que lo que siente, todos somos compañeros, ninguno competencia.
Un abrazo.

Geniales palabras llenas de certeza y de sentimiento.
La verdad es que yo también me lleve a casa un saco repleto de “buena vibra” y con la sensación de formar parte de un gran equipo tanto humano como profesional.
Dormí 2 o 3 horas al dia durante los tres dias pero al llegar a casa todavía estaba con ganas de más y eternamente satisfecho de todo lo aprendido y de los ratos compartidos con todos vosotros.

Con ganas de repetir… y de seguir fuertes!

Un abrazo Natan.

Buena reflexión, muy buenas tus palabras. Siento que me he perdido una de las mejores convenciones de fotógrafos, estuve a punto de ir, pero al final me era imposible, ahora de lo que me arrepiento es de no haber ido.
Un saludo.

Cuanto corazón en tus palabras, me alegro haberte conocido…
¡¡¡¡¡Somos fotografós de bodas ¡¡¡¡¡¡

Un abrazo muy fuerte

Gracias a ti de nuevo, Rodolfo, nos vemos!

Natan, muchísimas gracias por estar allí y por estas palabras que resúmen perfectamente el espíritu de la convención del Foro de Fotógrafos.
Nos vemos pronto por algún lugar del mundo!
Un abrazo

Natan, un 10 para esas palabras y esas emociones, con que ganas me quedé de ir al foro, pero era imposible esta vez. De lo que dices yo también estoy convencido, y como dicen, la unidad hace la fuerza
Un abrazo 😉

Clavadas palabras amigo, me alegra saber que estás en el lado del cambio, creo que ya va siendo hora de que nos conozcamos un poco mejor, me alegra saber que existe mucha gente con mi misma filosofía en España, un abrazo!!

Cierto, Alberto, en eso estamos todos, ( grandes y chicos, que cada uno se incluya donde crea, je,je )…
Potencial hay de sobras, lo que hay que hacer es prepararse para convencer con argumentos fotográficos más que por puro marketing, y eso requiere aprender, compartir, crecer, practicar, nunca conformarse…trabajar duro, en definitiva.

Hola Natan, yo tampoco estuve allí, pero ha quedado claro por todos los que fuisteis que esto tiene(o mejor debe)cambiar. Y va a pasar. Con la ayuda de los grandes, en un par de años la fotografía de bodas será consideradad tan buena o más como la que se realiza en Estados Unidos. ¿O no?

Me has dejado sin palabras, todo lo que he sentido en esta convención lo has resumido perfectamente, es una pena que lo de Sergio haya sido tan limitado, me hubiese encantado…..
A si que desde aqui quiero dar las gracias a la organizacion, a los ponentes, a mis compañeros ( porque sois mis compañeros de trabajo) y a ti por este precioso post.
Un beso Esther

Todos a una Natan. No he asistido, pero ya es hora que se empiece a promover ese sentimiento. Estoy contigo.