Ana y David viven en Salamanca, ciudad de estudiantes, historia y bellas calles por las que perderse a cualquier hora del dĂ­a o la noche.

Aman su ciudad, pero para recordar el día de su boda buscaban capturadores de almas mås bien que fabricantes de postales. Salamanca debería estar presente, claro, pero ellos son los protagonistas de la historia, y sus emociones son las que interesan, y querían que las inmortalizåramos con mucha delicadeza, espontaneidad y naturalidad, sin buscar el mero artificio otro día para ganar concursos.

Al ser una boda de tarde-noche pudimos empezar la mañana con Ana retratando algunos momentos con su madre, hermana y amigas, en su propia casa, en pleno centro de Salamanca. Y David aĂșn pudo desestresarse con un partidito de tenis con su hermano. Luego, por la tarde, la ceremonia en la preciosa iglesia de la Universidad de Salamanca, asĂ­ como la fiesta posterior en el Hotel Don Gregorio hasta altas horas de la madrugada.

Me supo a poco tan breve visita a Salamanca…quiero volver allĂ­, su luz, su ambiente, es realmente maravillosa esta ciudad ( a ver si convenzo a Ana & David de hacer un postboda, aunque sea para el aniversario 😉 ).

Gracias, pareja, por contar con nosotros tan bello dĂ­a, he aquĂ­ una breve selecciĂłn para explicar vuestra historia, esperamos que os guste.

Y a los que seguĂ­s este blog, como siempre, muchĂ­simas gracias por vuestra visita.


SHARE
COMMENTS

Pareja, Ana & David, bellas palabras la vuestras, pero mil gracias a vosotros por pedir que fuéramos a tan bella ciudad a capturar con nuestra saber hacer un día tan importante para vosotros, gracias.

Muchísimas gracias, Natan y Esther por vuestra profesionalidad, vuestro buen hacer y por todo el cariño que habéis puesto en este trabajo. Ha sido una suerte conoceros y poder contar con vosotros en un día tan especial para los dos. Este reportaje es el mejor testimonio de todas las emociones y buenos momentos que vivimos ese día. Gracias a vosotros, todo eso perdudararå en nuestra retina para siempre.
Esperamos volver a coincidir muy pronto.
Un abrazo
Ana y David

Como siempre, sin palabras! Me quito el sombrero ante la excelencia de vuestro trabajo. Saludos.

Un trabajo genial como siempre Natan! Enhorabuena!!!

BellĂ­sima historia, muy bien narrada! EstĂĄ llena de detalles y momentos increibles!!!